Doñana. Una de sal y otra de arena.

Aprenda a amar sus derrotas, pues son las que le construirán. Son sus derrotas las que darán sabor a sus victorias.

11709591_10207388642705012_6150494416279599471_n

(Imagenes de José Maria Lopez (@jmlopezleon) )

Decía Bill Shankly, mítico jugador del Liverpool que “El futbol no es cuestión de vida o muerte, es algo mucho más que eso”. Puede parecer una definición exagerada. Pero quien ha sentido la euforia en un triunfo o la amargura en un fracaso entenderá que cuando algo ocupa el eje central de tu vida, los sentimientos, las sensaciones y las dimensiones que toman las cosas son siempre extremadamente desbordadas. El futbol tiene aparte un componente tremendamente cierto hacia la vida sobre el éxito y el fracaso, sobre la suerte de estar o no en el momento adecuado. Sobre el vacío agridulce que deja ser consciente de haber dado todo (O no)  y no obtener el resultado esperado.

Ese eje central a veces nos encubre otras realidades. Presentes en los partidos y que en muchas ocasiones no podemos/queremos ver hasta pasado cierto tiempo. Es por ello que una semana después se escribe este post.  Donde cada elemento tenemos nuestro propio proceso de auto reflexión. Donde miras atrás y terminas con la conclusión de que en un partido se gana y se pierde a partes iguales mas allá de quien gana o quien pierde. Pues el fútbol sirve como elemento aglutinante, de identificación. Es incluso generador de cambio y nos permite derribar muchos de los muros que nos separan, incluidos los propios.

juntos

A pesar de todo nuestro equipo tiene una característica que lo hace especial, diferente. Y es que siempre estamos rodeados de dificultades. Ya sean internas o externas. Antes o durante el partido. Y esos muros de más no hacen más que acrecentar las ganas de derribarlos uno a uno. De seguir creyendo, de seguir luchando con coraje mientras el tiempo lo permite.  Y es cierto que no ganamos ese partido decisivo. Pero ganamos el respeto de todos los presentes y la confirmación de que ese coraje para afrontar las dificultades será la mejor seña de identidad de este equipo. No obstante, siempre se puede dar más, siempre se debe mejorar, siempre se puede eliminar esa barrera personal que nos impide llegar más arriba. Y de ese cambio en nuestra mente situada en nuestra zona de confort estoy seguro vendrán muchos momentos para recordar. Y las ganas de volver el año que viene a llevarnos el titulo.

lopezrecoge

“Hacia cualquier parte, mientras sea hacia delante”.

equp

Chris Garmar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s